5 Servicios para un catering particular

Planificar un evento no es un proceso fácil, especialmente si se trata de garantizar la degustación de los invitados.

El objetivo principal de un anfitrión es mantener a los invitados felices y bien atendidos es por eso que contratar un servicio de catering particular es la mejor opción para atender, desde un gran banquete hasta un simple aperitivo y lograr la satisfacción de todos.

Creemos que siempre se debe ofrecer un servicio de catering al inicio, en una pausa, o en el transcurso de cualquier evento para que no sea monótono o se vuelva aburrido. Por eso, aquí hablaremos sobre las 5 diferentes formas de poder hacerlo.

Catering para particulares

Catering de Aperitivos

Este servicio de catering particular es un alimento ligero que se sirve antes de la comida o como un tentempié a media mañana. Se caracteriza porque se ingiere de pie, y se sirve asistido por camareros o no, en pequeñas porciones o platitos. La mayoría son de elaboración en frío, de forma sencilla o sofisticada. Son los llamados canapés o finger food.

 El Aperitivo puede ofrecerse como picoteo antes de la comida, en eventos donde se opte por un menú más tradicional (con entrante, principal o postre) o como un servicio de catering particular único en reuniones informales y/o de negocios.

El servicio de catering de aperitivo varía en nombre, según el momento del día en que se disfruta, como brunch, blunch o drunch, palabras que son de origen inglés y combinación de (breakfast, dinner, lunch). En estos Aperitivos se suelen combinar platos dulces con salados y son muy demandados en reuniones de empresa, convenciones o celebraciones familiares informales:

  • El Brunch se refiere al aperitivo tomado entre el desayuno y la comida, pero más cerca de la hora del desayuno.
  • El Blunch es un aperitivo más cerca de la hora de la comida.
  • El Drunch es el aperitivo servido por la tarde y une la merienda con la cena.
Catering para particulares

Catering Coffe Break

Es un servicio de catering particular que se suele servir como pequeños bocaditos dulces o salados, acompañados de café, té o zumos. Se acostumbra a contratar este servicio cuando una empresa desea ofrecer a sus empleados, inversores, visitantes, participantes, etc… algo para tomar durante una pequeña pausa laboral o descanso.

Catering estilo cóctel

Se usa para eventos de tarde/noche en los que se ofrece a los invitados una amplia gama de pequeños canapés que se colocan en mesas de servicio, siguiendo un orden parecido a lo que sería un menú, es decir, pueden disfrutar de elaboraciones más ligeras al principio, a continuación, alimentos que se asemejan a un plato principal y por último algunos dulces como postre.

El servicio de catering de Cóctel es una comida que también se consume de pie y donde los comensales se sirven directamente de las diferentes bandejas.

Catering para particulares
Catering para particulares

Catering de Buffet

En un buffet el invitado puede disfrutar de un servicio de catering con variados platos, tanto fríos como calientes, que van desde entrantes ligeros a platos principales con variedad de carnes y pescados y por último los postres.

En este tipo de servicio catering particular las cantidades no son pequeñas, como para tomarlas en un solo bocado. Aquí el invitado se sirve en un plato lo que le apetece y se lo lleva a su mesa para disfrutarlo sentado compartiendo con otros invitados de una conversación más próxima y distendida.

Catering de Banquete

Es el servicio más completo que se puede contratar ya que consta de aperitivo y menú completo (entrante, plato principal, postre y café).

Se puede tratar de un banquete de comida o de cena y se sirven en espacios amplias donde los comensales, tras el aperitivo, se sitúan en mesas donde se les van sirviendo los diferentes platos. Es típico en celebraciones familiares importantes como bodas, bautizos… con un protocolo más formal que las presentadas anteriormente.

Catering para eventos corporativos

Deja un comentario